Sueños de una noche de verano

Por fin agosto!Para muchos sinónimo de vacaciones, de playa, de calor, de terracitas, y de miles de cosas que hacer al aire libre. Se trata de disfrutar del sol y del buen tiempo con amigos, en familia, en pareja y por supuesto, también solo, saboreando un buen libro, por ejemplo. Es de largo mi mes favorito a pesar del bochorno insoportable que hay que sufrir en Barcelona…

Así que es momento de aprovechar la terraza, el patio, el jardín o el balcón de casa tomándose algo fresquito, y si es en un ambiente decorado con buen gusto, pues mucho mejor. Si eres de los que apuestan por el color o en cambio te van más los tonos suaves, he seleccionado diferentes propuestas con ideas sencillas e interesantes para aprovechar al máximo esos sueños de una noche de verano.

El banco de este jardín se repintó en azul cielo, convirtiéndose en el protagonista absoluto. En su anterior versión, hubiera pasado bastante desapercibido.

Si te gusta recibir gente en casa, siempre es importante aportar algún detalle a la hora de poner la mesa. En la siguiente propuesta, se han colocado unos vasos lisos de vidrio con unos tallos de lavanda en su interior. Una idea fácil y económica pero sublime!

Los muebles de forja antigua son una opción perfecta para el exterior. El aspecto envejecido del banco, combinado con cojines de algodón en tonos claros, es un mix ideal.

Las hamacas son un gran invento pero, ¿y si se convirtiera una vieja cama de hierro en un increíble rincón de descanso en la terraza?

La combinación de sillas metálicas en la zona de comedor de este jardín es todo un acierto. De todos modos, yo hubiese apostado por unas tolix de aspecto envejecido, uno de mis objetos preferidos.

Fotos: Maison & Déco

A pequeños espacios, grandes soluciones. En este balcón, la mesita decapada en azul es la clave para conseguir un ambiente de exterior de lo más chic. Lo dicho, ¡viva el verano!

Anuncios

4 pensamientos en “Sueños de una noche de verano

  1. Mirando estas fotografías me acabo de transportar a un enclave de paz y abosluta tranqulidad. Y si además lo acompañamos de una copa bien fría de vino blanco… qué más se puede pedir! Genial post!

¡feliz como una perdiz al recibir tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s